domingo, 21 de diciembre de 2008

El Combate de la Isla


El 18 de Noviembre de 1870 tuvo lugar allí un enfrentamiento armado que duró todo el día. Se enmarca en la revolución jordanista que se inició con el asesinato de Urquiza. Esta es la síntesis de aquel acontecimiento que le dio nombre a nuestra isla.


Gualeguaychú fue una comunidad muy identificada con el General Urquiza. Motivos no faltaban: su esposa, Dolores Costa, había nacido en esta localidad cuando todavía era una aldea. Casualmente un decreto de Urquiza de Noviembre de 1851 nos ascendió al rango de “ciudad” y lo firmó acá para darle más significación al acto gubernativo. Además, venía muy seguido por estos pagos, donde tenía tres propiedades importantes: la propia isla que le pertenecía en un 100%; la denominada “casa del cura” por habérsela comprado al Padre Manuel Erausquin y que aún se conserva dentro del Regimiento de Tanques 12 y las más suntuosa: la generosa mansión que hizo construir en terrenos de su suegro Don Cayetano Costa, en el solar que actualmente ocupa el nuevo Banco Bersa, 25 de Mayo y España. Ayudó mucho a Gualeguaychú en toda forma: él inició la colecta para la construcción del Teatro “1° de Mayo" -frente a la Plaza San Martín- en la década de 1850. El 30 de Mayo de 1863 junto a su esposa, colocó la piedra fundamental de la parroquia San José. Gran parte de la gestación del Ejército Grande fue planificada y orquestada en numerosas reuniones secretas que se realizaban en el rancho que tenía en la isla. Ayudó particularmente a la educación en esta localidad y cada vez que nos visitaba era objeto de grandes apoteosis populares: Gualeguaychú quería mucho a Urquiza y le demostraba su gratitud.

Por todo ello, no debe extrañar que la noticia de su asesinato, ocurrido el 11 de Abril de 1870, no sólo causara aquí una profunda conmoción, sino que determinó el rápido alinaeamiento del lado opuesto al triunfante Ricardo López Jordán, quien sin embargo, contaba con adhesiones en la mayor parte de la Provincia.

Tan rápida fue la reacción de la comunidad gualeguaychuense, que a los cuatro días del asesinato (y a tres de conocerse la noticia) se constituyó un cuerpo armado de ciudadanos dispuestos a tomar parte en la lucha para enfrentar la revolución que había asesinado al gobernador. Y adoptando como nombre la fecha de su constitución, se llamó “Batallón 15 de Abril”.

Estaba integrado por el entonces Comandante del Departamento, Reynaldo Villar (suegro de Francisco Seguí) como Jefe, Leopoldo Espinosa como Subjefe y como oficiales: Inocencio Fourques, Rómulo Delgado, Policarpo De la Cruz, Gervasio Méndez, Juan A. Casacuberta, Bautista Batallada, Yari Casanova, Marcos Aguilar, Olivio Acosta, Juan Antonio Carrera, Félix Jurado, José Luis Aranda, Pedro Rodríguez, Eleuterio Grané, Luis Luciano, Eduardo y Ladislao Barañao, Asencio Muñoz y Manuel Cepeda. Todos vecinos de prestigio y pertenecientes a familias tradicionales de Gualeguaychú; algunos de ellos de gran fortuna, que se decidieron a luchar contra la revolución.

Domingo Faustino Sarmiento que era Presidente desde 1868, finalmente se había reconciliado con Urquiza luego de largos desencuentros. En 1851 él también había participado de las reuniones en el rancho de la isla y allí recibió su designación como boletinero del Ejercito Grande (y según la malas lenguas, algunos ataques de “Purvis” el aguerrido perro de Urquiza). Luego de Caseros el sanjuanino se había convertido en un feroz opositor de Urquiza Presidente y finalmente cuando a él le tocó serlo, llegó el demorado reencuentro.

Fue de tal espectacularidad el recibimiento que el gobernador entrerriano le hizo en su Palacio San José, que llegó a decir ¡ahora sí que me siento Presidente!

Enterado Sarmiento del asesinato y la designación como gobernador de López Jordán por parte de la Legislatura, envía de inmediato una fuerza federal a cargo del Gral. Emilio Mitre (hermano de Bartolomé) que llega por agua a Gualeguaychú al frente de un Ejército de Observación con 500 hombres y aquí se aposenta. Intensas gestiones de vecinos de la ciudad y representantes de la Legislatura, como el talense Onésimo Leguizamón (quien luego fue Ministro de Educación de Roca) y otros, procuraron evitar el enfrentamiento pero la furia de Sarmiento y la firmeza de López Jordán lo impidieron.

El choque se produjo cuando las fuerzas jordanistas llegaron por tierra desde el oeste comandadas por el Coronel Robustiano Vera y finalmente tomaron la ciudad.

Ante esa situación y sin otra alternativa, las fuerzas nacionales y el Batallón 15 de Abril se refugiaron desde la mañana en la isla, a la cual por entonces se podía acceder a caballo, ya que a la altura de la actual calle 3 de Caballería, había un banco de piedra y el islote “Ubajay” que se mantuvo hasta 1912. Las fuerzas provinciales las sometieron a un fuego graneado desde la Aduana y el puerto; y el ataque fue resistido hasta las últimas horas del día hasta que los de la isla se quedaron sin municiones.

Fue entonces cuando cerca de las 21 hs. abandonaron la posición embarcando en el vapor del Sr. Agustín Gianello curiosamente llamado “Garibaldi”, frente al actual Camino de la Costa, para dirigirse hacia el Río Uruguay. Cabe acotar que la huida era segura, porque por entonces no existía el puente y no había forma de interceptarlos por tierra.

A mediados de esa década todo volvió a la normalidad y la llegada de los inmigrantes cambió la fisonomía de la ciudad. En recuerdo de esa gesta heroica, la isla -que se había llamado "del Puerto" o "de Fraga"- pasó mucho después a llamarse "de la Libertad". Varios años habían pasado y la jornada permanecía fresca en el recuerdo. En 1920 se festejó dignamente el cincuentenario con los que aún quedaban vivos. El último en morir -en 1945- fue Inocencio Furques, uno de los grandes periodistas que recuerda Gualeguaychú. Que será motivo de otra nota.



3 comentarios:

  1. Hola, me llamo Delfina Mariana Benítez. Soy sobrina de Luis Benítez. Realmente me emocionó mucho su nota y más aún que alguien se acuerde de él. Yo no alcancé a conocerlo y justamente estoy en la búsqueda de datos acerca de él, si bien mi padre y mis tios me han contado cosas, ud sabe otras de las q yo no tenía conocimiento. Me gustaría poder ponerme en contacto con ud si es posible. Mi mail es delfinambenitez@gmail.com
    Desdee ya muchas gracias!!
    Atte.

    Delfina M. Benítez.-

    ResponderEliminar
  2. Guillermo Stefanolo27 de abril de 2011, 17:26

    Hola Gustavo ¡¡
    Hola Pato ¡¡

    -- Onesimo frecuentaba la casa de mi abuela materna, doña Anselma Leguizamon , cita en Gualeguay quien se casó con Emilio Yulan ....
    te mando un abrazo Guillermo Stefanolo
    ¡¡ah mi madre es Yamila Yulan Leguizamon...

    ResponderEliminar